¿Sabemos qué pasa en América Latina?
¿Qué pasa en América Latina Avances en materia de legislación Para saber más

 

 
Cuadro 1. Mujeres de 15 a 49 años que han sido
víctimas de violencia física, sexual o emocional
perpetrada por su pareja actual o anterior.
 
País
Violencia
física
Violencia
sexual
Violencia
emocional
Bolivia, 2003
52,3
15,2
53,8
Colombia, 2005
39,0
11,5
65,7
Ecuador, 2004
31,0
12,0
41,0
Haití, 2000
18,2
17,0
27,3
México, 2003
9,3
7,8
38,4
Perú, 2004
42,3
9,8
68,2
República Dominicana
21,7
6,4
67,5

En general, hablando de violencia contra las mujeres, existe una importante carencia de datos confiables y con valor comparativo a lo largo del tiempo, ya que la mayoría de los países no recopilan datos con regularidad, lo que permitiría la medición de los cambios con el tiempo, y los avances de las medidas implementadas contra la violencia hacia las mujeres. Del mismo modo, el problema relacionado con el insuficiente número de denuncias es otro factor que complica la recopilación de datos.

Destacamos algunos datos del informe “Ni una más”, de 2007, que establece una línea de base en relación al tema en la región. Te mostramos algunas de las cifras de la violencia contra las mujeres en América Latina, pero para mayor información puedes recurrir a este informe.

 


La mayoría de los abusos físicos vienen de esposos o personas con las que se ha mantenido alguna relación.
Ver cuadro 1. Mujeres que han sido víctimas de violencia física, sexual o emocional perpetrada por su actual pareja o anterior.



Traficando con mujeres.
Algunas pinceladas sobre la trata de personas inter e intra continental.

En América Latina, la trata se realiza principalmente mediante el traslado de víctimas hacia los países con mayores estándares de vida. Las redes en Asia, Estados Unidos y Europa tienen sus puntos de operación y reclutamiento principalmente en Brasil y Colombia; los corredores de la trata se extienden además desde Nicaragua a Belice, El Salvador, Guatemala y Honduras. La trata internacional con fines sexuales tiene por destino principal Estados Unidos y México; Nicaragua recibe corrientes de América del Sur y sería el punto de origen de rutas hacia el sur (Costa Rica) y hacia el norte (Honduras).

Colombia es un importante punto de origen y de tránsito de la trata. Según la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), la mayoría de los casos de colombianos explotados en la prostitución son trasladados a Japón (65%), España (8%), China-Hong Kong –región administrativa especial de China– (5%), Italia (4%), Jamaica (2%) y el 16% restante a otros países. Fuentes como DAS/INTERPOL y la Policía Nacional coinciden con la OIM en que los dos principales países de destino son Japón y España. Sin embargo, Colombia se convierte en país de destino en el caso de indígenas ecuatorianos, que son víctimas del trabajo forzado y la mendicidad (OIM, 2006b).

 

Según los datos del Observatorio Nacional sobre Migración y Tráfico de Mujeres y Niñas, la República Dominicana es uno de los cuatro países a nivel mundial con la mayor cantidad de mujeres traficadas con fines de explotación sexual, y se estima que 50 mil dominicanas trabajan en la industria del sexo, principalmente en Europa (DVCN, 2007): los destinos tradicionales son las diferentes islas del Caribe, Bélgica, España, Estados Unidos, Grecia, Holanda, Italia, Panamá, Puerto Rico, República Bolivariana de Venezuela y Suiza. En los últimos años estas rutas se han diversificado y ampliado a otros destinos como Argentina, Australia, Brasil, Colombia, Costa Rica y República Checa. A la República Dominicana misma llegan víctimas desde China, Colombia, Europa oriental, Haití, Perú y República Bolivariana de Venezuela (OIM, 2006).

El mapa del feminicidio en América Latina.

El informe de la Organización Mundial de la Salud (2002), que reveló que América Latina es la segunda región con los índices más altos de muertes de mujeres por violencia, tanto en el ámbito rural como en el urbano. Estas son algunas de las cifras.

 
2009 © Todos los derechos reservados para América Latina Genera